Cuando se juega con todo

By at 2 August, 2007, 7:41 am

Leonel Jiménez Periodista

Hace 20 años, en agosto del 87, la Liga iba a enfrentar al River Plate de Argentina por la Copa Interamericana.

Yo laboraba con Canal 7 y en compañía de José Ángel Monge (QDDG) viajamos a Buenos Aires para transmitir el juego de vuelta. En el Morera Soto terminó 0 – 0.

Hacía un frío terrible, y el viento congelado atravesaba los huesos. Dos días antes al hotel de la Liga llegó Hugo Santilli, presidente del River, para informar que no podían prestar la cancha para entrenar ni reconocer el terreno.

En la reunión se encontraban el Dr. Alfaro Lara, Presidente de la Liga y los directivos Mario Chacón, Édgar Barrantes y el padre Ángel San Casimiro, hoy obispo de Alajuela.

Para conocer el criterio del técnico sobre la complicada situación, encargaron a “Lalo” Chavarría para que trajera a Joseph Bouska.

Vaya sorpresa, el técnico rojinegro bajó en estado etílico, sus respuestas eran confusas e incongruentes.

Una hora después vimos subir al ascensor unas damas de cuerpos esculturales. Un amigo argentino, Ricardo Varela, nos indicó que las jóvenes de pintura “10” y conducta “4”, iban para las habitaciones de los jugadores, y que habían sido enviadas por Santilli para sacarlos de concentración.

Un tanto escéptico el padre San Casimiro tomó el ascensor y confirmó que las damitas iban a iniciar su faena. A los pocos minutos las puso de regreso, para que se perdieran del hotel.

La llegada al estadio fue tremenda, unos 4 mil hinchas de River nos gritaron los peores improperios, y no hay policía ni nada que les impida esta presión, desde que se pone un pie en el estadio. Al final: River Plate 3, la Liga 0.

Categories : Clasicos | Fútbol Nacional


No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.