Héroes

By at 30 January, 2008, 5:10 pm

Hablar de Italia 90 es hablar del éxtasis de nuestra selección nacional, el acontecimiento más importante de nuestra historia a nivel futbolístico que hizo olvidar la otra hazaña más importante, los chaparritos de oro en los panamericanos en México en la década de los 50.
Jugadores con muy poco profesionalismo y experiencia al máximo nivel de competición mundial se midieron contra “los mejores del mundo”, como decía una popular canción grabada por los seleccionados antes de ese mundial.
En cualquier parte del mundo cuando hablan del mundial de Italia 90 no recuerdan muchas cosas, debido a talvez un mundial mediocre, pero de seguro hablarán de grandes porteros. Goycochea, Preud’homme, Zenga y uno en especial nombrado por la revista France Football como el mejor arquero del mundial Luis Gabelo Conejo Jiménez.
Criticado por algunos debido a una supuesta lesión en el partido contra Suecia, lo cuál lo dejó fuera del partido de octavos de final frente a Checoslovaquia de Skuhravy, muchos afirman que no quiso jugar, él mismo despejó las dudas al respecto, explicando su lesión en el gemelo de una de sus piernas. Muchos piensan que si Gabelo hubiera atajado en ese partido, la historia podría haber sido diferente, pero eso es especular.
Este jugador de singular apellido, causó sensación en ese mundial, y esa gran actuación le valió para que se interesaran en sus servicios en Europa. Al final su ficha la adquiriría el Albacete Balompié, que de la mano del exentrenador y Director Deportivo del Real Madrid, Benito Floro habían conseguido el paso a la Segunda A.
La temporada 90-91 y 91-92 jamás será olvidada por los aficionados manchegos. Primero por el título agónico de segunda división que valió por el ascenso directo a primera división arrebatándole el derecho al Murcia que no había podido ganar al Deportivo La Coruña, y con dos goles del ídolo histórico del equipo, el uruguayo Jose Luis Zalazar, vencieron al Celta de Vigo. La fiesta fué en grande en la pequeña localidad. Como partido de celebración disputaron un amistoso ante el Real Madrid.
Ya en primera el equipo del Albacete consiguión un histórico sétimo lugar, en su primer año en primera, con un equipo humilde, lo cual ha significado la mejor actuación del Albacete en primera, a ese equipo se le conoce como el queso mecánico. Jugadores como el diablo Etcheverry se dieron a conocer en esa tempora y aunque no se cumplió el sueño europeo, le valió a Benito Floro su pase al Real Madrid la temporada siguiente. A pesar de algunas criticas contra Gabelo, debido a que se le consideraba un portero solo de área pequeña, que le costaba salir por los balones fuera de su portería, en momentos en donde porteros como Pumpido e Higuita revolucionaban el medio, Conejo seguía quedandose bajo los tres palos. De todas formas sus actuaciones fueron formidables y se ganó el puesto titular durante dos temporadas, una en segunda y la otra en primera, con la confianza del técnico y el cariño de los aficionados que aún recuerdan esa gesta heróica.

Recordar es vivir, y en momentos en que el fútbol nacional pasa por un problema de identidad futbolística debido a un orgullo infundado, donde pasamos de ser los “reyes” del área a la débil selección que vimos en Alemania 2006 y que aún mantiene la mala racha, además de un cambio (des) organizacional y generacional a paso lento que influye negativamente en el rendimiento. Equipos como México y USA nos llevan años luz de ventaja, aunque nos duela. Podríamos pelearles un partido, son 11 contra 11, pero no nos engañemos, económica, organizacional y futbolísticamente ellos siguen siendo los reyes.
La humildad y el trabajo fueron los mejores compañeros en Italia 90, el buen fútbol lo fué en el 2002. Todas esas cosas están ausentes en este momento, por eso he querido recordar a uno de los héroes de nuestro fútbol, con el fin de hacer entender a muchas personas los sacrificios que se deben hacer antes de triunfar, y no simplemente dar pequeños pasos y pensar que se llegó a la meta. Gracias Gabelo por poner en alto el nombre de nuestro querido país.

Categories : Clasicos | Italia 90 | Selección Nacional


No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.