Saprissa 0 – Alajuelense 2: Cambio generacional

By at 27 November, 2009, 5:31 am

El cambio generacional, ese del que se habla desde el mundial de Alemania 2006, es algo que no solo tiene que darse, sino que se está dando. Todo gracias a una generación de futbolistas que hizo historia en el pasado mundial sub-20. El ultimo clásico entre el Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense es una muestra de algo bueno que se vislumbra.
Sin embargo alguien tenía que dar un golpe en la mesa, y la mejor participación de una selección juvenil a nivel internacional ha sido una prueba contundente de que invertir en liga menor no solo es rentable sino que es la base para un equipo y un país que quiere dar pasos hacia adelante.
Ni David Guzmán, Diego Estrada y Marco Ureña la ha tenido fácil para ganarse un campo en el primer equipo. Sus aportes eran promisorios pero les faltaba confianza. Luego de su paso por Egipto las cosas han cambiado drásticamente y ahora no solo tienen el apoyo de la afición y el club, sino que también empiezan a asumir responsabilidades. Y no parece que les quede grande la camiseta.
El ritmo que se vio este miércoles fue muy distinto al de pasados partidos. Ida y vuelta, juego rápido, transiciones pie a pie fueron aunque por ráfagas, muy evidentes durante el juego. Más allá de las polémicas arbitrales, estos tres jugadores tomaron las riendas de sus respectivos equipos para conducir los movimientos.
Guzmán participó como volante mixto, más retrasado ante la falta de un hombre que diera la salida al Saprissa. La ausencia desde el inicio de Barrantes complicó las cosas, ni que decir de Walter Centeno que no vio acción por lesión. Sin embargo no aflojó en las marcas y pisó el área rival en varias ocasiones, con remates de media y larga distancia. Además ya se perfile como hombre encargado de las jugadas a balón parado que ya ha rendido frutos con la selección y ahora con su equipo.
Hubiera sido mucho mejor si Esteban Alvarado entraba de cambio por Navas (lesión lumbar en un choque con su compañero Robinson), incluso donde pudo tener el chance de atajar un penal contra un viejo conocido de la selección juvenil. Ni que decir de Josué Martínez que esperaba ansioso en el banquillo tener participación. Sabiendo que Jairo Arrieta no logra acoplarse, Martínez merece el chance de protagonismo. Pero los DT tiene su propia libreta y Myers prefirió realizar otras variantes.
Marco Ureña deseaba tener su oportunidad de brillar, ya que el pasado clásico donde no pudo jugar por la participación en el mundial sub-20. Sin duda fue el jugador clave ya que desequilibró a toda la última línea morada con su velocidad y buen entendimiento con sus compañeros. Ahí entra en escena la participación de Estrada, que tuvo un juego mucho más aplomado y con menos retención de balón, dando fluidez al juego alajuelense. No solamente dio pases de primera intención y a las espaldas de los defensas, sino que convirtió un gol de penal ejecutado de gran manera. No podemos dejar por fuera a Argenis Fernández, que aunque no pertenece a esa generación sub-20, tiene 22 años y es pieza clave en el accionar rojinegro.
Solo dos seleccionados del último partido frente a Uruguay estuvieron en la cancha del Ricardo Saprissa (Navas en Saprissa y Marín en Alajuela). Algo poco visto en los últimos años en donde estos dos equipos eran la base de la selección. Esto dice mucho del momento por el pasan las dos escuadras.

Aunque el resultado favoreció a los manudos, en el partido en general dejó buenas sensaciones

en los aficionados y en la prensa. También hay un cambio de mentalidad.

diego estrada, marco ureña, saprissa, alajuelense

Foto: Nacion.com

El cambio generacional, ese del que se habla desde el mundial de Alemania 2006, es algo que no solo tiene que darse, sino que se está dando. Todo gracias a una generación de futbolistas que hizo historia en el pasado mundial sub-20. El ultimo clásico entre el Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense es una muestra de algo bueno que se vislumbra.

Sin embargo alguien tenía que dar un golpe en la mesa, y la mejor participación de una selección juvenil a nivel internacional ha sido una prueba contundente de que invertir en liga menor no solo es rentable sino que es la base para un equipo y un país que quiere dar pasos hacia adelante.

Ni David Guzmán, Diego Estrada y Marco Ureña la han tenido fácil para ganarse un campo en el primer equipo. Sus aportes eran promisorios pero les faltaba confianza. Luego de su paso por Egipto las cosas han cambiado drásticamente y ahora no solo tienen el apoyo de la afición y el club, sino que también empiezan a asumir responsabilidades. Y no parece que les quede grande la camiseta.

El ritmo que se vio este miércoles fue muy distinto al de pasados partidos. Ida y vuelta, juego rápido, transiciones pie a pie fueron aunque por ráfagas, muy evidentes durante el juego. Más allá de las polémicas arbitrales, estos tres jugadores tomaron las riendas de sus respectivos equipos para conducir los movimientos.

Guzmán participó como volante mixto, más retrasado ante la falta de un hombre que diera la salida al Saprissa. La ausencia desde el inicio de Barrantes complicó las cosas, ni que decir de Walter Centeno que no vio acción por lesión. Sin embargo no aflojó en las marcas y pisó el área rival en varias ocasiones, con remates de media y larga distancia. Además ya se perfile como hombre encargado de las jugadas a balón parado que ya ha rendido frutos con la selección y ahora con su equipo.

Hubiera sido mucho mejor si Esteban Alvarado entraba de cambio por Navas (lesión lumbar en un choque con su compañero Robinson), incluso donde pudo tener el chance de atajar un penal contra un viejo conocido de la selección juvenil. Ni que decir de Josué Martínez que esperaba ansioso en el banquillo tener participación. Sabiendo que Jairo Arrieta no logra acoplarse, Martínez merece el chance de protagonismo. Pero los DT tiene su propia libreta y Myers prefirió realizar otras variantes.

Marco Ureña deseaba tener su oportunidad de brillar, ya que el pasado clásico no pudo jugar por la participación en el mundial sub-20. Sin duda fue el jugador clave ya que desequilibró a toda la última línea morada con su velocidad y buen entendimiento con sus compañeros. Ahí entra en escena la participación de Estrada, que tuvo un juego mucho más aplomado y con menos retención de balón, dando fluidez al juego alajuelense. No solamente dio pases de primera intención y a las espaldas de los defensas, sino que convirtió un gol de penal ejecutado de gran manera. No podemos dejar por fuera a Argenis Fernández, que aunque no pertenece a esa generación sub-20, tiene 22 años y es pieza clave en el accionar rojinegro.

Solo dos seleccionados del último partido frente a Uruguay estuvieron en la cancha del Ricardo Saprissa (Navas en Saprissa y Marín en Alajuela). Algo poco visto en los últimos años en donde estos dos equipos eran la base de la selección. Esto dice mucho del momento por el pasan las dos escuadras.

Aunque el resultado favoreció a los manudos, en el partido en general dejó buenas sensaciones en los aficionados y en la prensa. También hay un cambio de mentalidad.

Categories : Derby | Fútbol Nacional | LDA | Primera Division | Selección Juvenil | Selección Nacional


No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.