Saprissa vuelve a defraudar a nivel internacional

By at 18 August, 2010, 10:13 am

El rendimiento fue muy pobre y el resultado muy bueno. Así se puede resumir lo vivido anoche por el Deportivo Saprissa en su visita al Monterrey.

No es un hecho aislado. Recordemos la goleada sufrida en el Estadio Azul en 2008 y la derrota contra el mismo rival (Cruz Azul) en la Liga de Campeones anterior. Monterrey dominó por lo menos 70 minutos de partido hasta que se cansó de fallar oportunidades por diversos factores, entre ellos la buena fortuna de Fausto González y la falta de definición de los jugadores de los rayados.

Roy Myers hizo un cambio en el esquema durante el primer tiempo, mostrando una forma más cercana a un 4-4-2. Drummond de lateral derecho y Robinson del lado opuesto. Cordero y Mena de centrales. En el medio campo Douglas Sequeira en la contención y más adelante Centeno. Por las bandas Yader Valladares y Armando Alonso. Al frente Alejandro Sequeira y Josué Martínez. Por lo visto tal vez esta no fue la mejor decisión en cuanto al planteamiento, teniendo en cuenta que Monterrey salió también con dos delanteros, por lo que hubiera resultado posiblemente más efectivo repetir el sistema que Myers ha usado en la mayoría de partidos. Es complicado detallar esto después conociendo el marcador final, suponiendo que el partido hubiera tomado otro camino pero finalizado con el mismo resultado. De todas formas, Myers cambió esto en el segundo tiempo, regresando al conocido 3-5-2, con la salida de Robinson y la entrada de Ricardo Blanco. Saprissa se vio mejor con este cambio, aunque en gran parte debido al descenso del rendimiento e intensidad del rival mexicano.

Como decíamos, Vucetich salió con dos delanteros, con varios cambios incluyendo jugadores con poca participación en el torneo local. Entre ellos Aldo DeNigris, que viene saliendo de una lesión en el tobillo y jugó su primer partido como titular de la temporada. También Vucetich le dio oportunidad a Sergio Pérez y Miguel Morales desde el inicio. Era una formación 4-4-2 que mostró mucha movilidad en piezas clave como el argentino Cardozo y el paraguayo Martínez. Bien complementado por el trabajo de Zavala y Luis Pérez. Eduardo Zavala, quién también se ha desempeñado como delantero, tuvo una posición más retrasada en el este partido. Tiene buena estatura y le da buena salida al equipo. Monterrey en los primeros minutos aplicó una intensidad y ritmo imposibles de seguir por parte de los costarricenses, quienes intentaron llegar a posiciones ofensivas con muy poca velocidad y sobre todo precisión, tal y como comentó Alejandro Sequeira después del partido, lo cual hizo mucho más fácil la recuperación del balón por parte de los rayados. Aplicaron bien de igual forma la segunda línea de presión recuperando balones cerca del área rival. El partido cayó en un monólogo del Monterrey contra un Saprissa que lució impotente. Monterrey tuvo 15 tiros de esquina durante el partido contra solamente 1 de Saprissa, lo cual refleja claramente el asedio que sufrió la meta de Fausto González. Los morados también lucieron mal en las jugadas a balón parado en donde no lograban impedir que la jugada terminara en un remate del rival.

Para el segundo tiempo las cosas no cambiaron mucho durante los primeros minutos, las oportunidades seguían llegando del lado local. Saprissa aguantó de alguna forma hasta aproximadamente el minuto 70, cuando Monterrey empezó a aquejar el gasto y la falta de definición. Es en ese momento cuando Saprissa tuvo la oportunidad de haber empatado, tanto en el gol anulado a Arrieta como en la pelota que saca de manera sobresaliente el portero Jonathan Orozco en el remate de Centeno, que terminó en el único tiro de esquina morado en todo el partido.

Posiblemente Monterrey pudo haber cerrado el partido en los primeros 30 minutos, en donde solamente consiguieron un gol. Para la segunda parte perdieron el ritmo e intensidad y es así como a pesar de los cambios, sufrieron en los últimos minutos. Saprissa nunca tuvo el nivel necesario para contrarrestar la presión de los locales. Tuvieron la oportunidad de empatar el partido gracias a que los rayados bajaron su rendimiento después de 70 minutos, pero ciertamente en circunstancias normales lo mostrado era para haberse llevado una goleada tan correccional como la obtenida hace dos años contra el Cruz Azul y la pobre presentación contra ese mismo rival el torneo anterior. No cabe duda que la falta de intensidad del campeonato nacional no contribuye para competir a nivel internacional, cosa que se ha venido repitiendo durante los últimos torneos de la Concacaf. Algo similar sucede con los equipos del medio-este de Europa cuando compiten en la UCL, superiores en el campeonato local pero deficientes a nivel internacional. Este partido de anoche debe servir como parámetro para medir el rendimiento. El balance es negativo. Como dice Nery Brenes, todo está en la actitud. Es momento de que los equipos de la primera división de nuestro fútbol tomen un paso adelante y se exijan más a sí mismos, en busca de salir de lo mediocre que ha caído. No por nada la liga costarricense es la sexta a nivel del área.

Foto Portada: MedioTiempo.com

Categories : Concacaf | Fútbol Internacional | Liga Campeones Concacaf


No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.