Presión, intensidad y contragolpe, las claves de Herediano

By at 22 August, 2010, 12:40 pm

Figura 1

Partido con buen ritmo y entretenimiento dio como resultado un justo ganador. Aunque los dos últimos goles de los rojiamarillos no fueron en acciones producto de ese dominio, si tuvieron chances para hacerlo en los dos tiempos. Su rival Saprissa no estuvo a la altura del juego y no supo reaccionar con el marcador en contra oportunamente.

Desde el inicio el destino del partido se encarriló con un Herediano presionando muy arriba en el campo. Orlando De León mostró un 4-4-2  tal y como se había anticipado. En palabras de Cancela “Practicamos estos días con solo dos atacantes, con posibilidad de variantes”. También lo comentó De León sobre el cambio de sistema de 4-3-3 a 4-4-2 que ha presentado en los últimos juegos. Los dos hombres en punta, Núñez y Ledezma, fueron fundamentales.

Por su parte Roy Myers salió con el típico 3-5-2, por costumbre o por análisis del rival, ya que en buena teoría el 3-5-2 puede ser efectivo contra sistemas que utilicen dos delanteros. Myers esperaba que el CSH saliera con el 4-4-2. “El planteamiento va a ser similar a lo que hemos venido haciendo (3-5-2)…Hemos visto a Herediano y en su último partido jugó un 4-4-2 con Froylán Ledezma y Víctor Núñez, pero don Orlando siempre sorprende con alguna alineación.” Comentó Myers antes del juego. Por el centro del campo tendrían superioridad, con Centeno, Douglas Sequeira y Mauricio Castillo, contra Cubero y Acosta. Era una situación de 3 v 2 tal y como se muestra en la figura 1. Sin embargo aquí es donde surgió una de las claves de la victoria florense, con la presión arriba recuperando muy rápido la pelota y en posiciones adelantadas. Con esto el juego de Centeno fue quedando aislado, obligando al Paté a retroceder varios metros para poder hacer contacto con el esférico.

De esta forma Saprissa no tuvo la posesión y no lograba hacer valer ese 3 v 2 por el centro. Fueron 25 minutos de una presión asfixiante que incluso pudo haber deparado en una anotación más para el equipo local. Los ataques sobre todo por izquierda fueron constantes, donde Loaiza lo pasó mal y no podía sumarse al ataque. El gol a los 6 minutos es producto de uno de los tiros de esquina en donde ganan la segunda bola y termina en el gol  de Arias. A pesar de que los sistemas con 3 defensores pueden ser efectivos para enfrentar a dos delanteros, en este caso la perspectiva cambia cuando esos delanteros no se quedan por el centro sino que se mueven hacia las líneas laterales obligando a los centrales a salir de la zona. Robinson y Mena lo sufrieron así, dando apoyo constante a Valladares y Loaiza que tenían complicaciones. Es ahí donde ese defensor central de más pierde el efecto.

Después de aproximadamente esos 25 minutos, Saprissa logra recuperar un poco más la posesión, en posiciones más ofensivas. Herediano se defendió bien y respondió de contragolpe en varias ocasiones con transiciones muy rápidas, en donde Forylán Ledezma y Víctor Núñez hicieron valer sus condiciones individuales y los movimientos en conjunto. Dentro de lo que fallaron fue en ese último pase para no caer en el offside. Herediano no metía el partido al congelador sino que buscaba contragolpear en cada acción, lo cual tal vez influyó en que no tuvieran la posesión del balón por periodos más extensos. Las características de los jugadores lo hacían así, con la ausencia de Guio y Cancela. En intensidad, esos movimientos desde el banquillo surtieron efecto.

Para el segundo tiempo el guión fue el mismo, con Saprissa tratando de alcanzar posiciones adelante y Herediano contragolpeando. Myers hizo el ingreso de Luis Diego Cordero por José Mena. Douglas Sequeira bajó al centro de la defensa y el sistema se mantenía en el 3-5-2, ahora con Luis Diego Cordero por delante de la defensa dando salida. Luego entró Jairo Arrieta por Valladares pero el sistema tampoco cambiaba drásticamente, ya que Alonso se colocó como lateral derecho y Loaiza de lateral izquierdo – antes estaba de lateral derecho. Al 69 llegó el primer gol de penal de Ledezma y Myers decide ahora sí cambiar su esquema, con el cambio de Víctor Codero por Josué Martínez, para formar un 4-3-3. Era Loaiza y Alonso de laterales, Robinson y Douglas Sequeira de centrales; el medio campo con Castillo, Cordero y Centeno; en punta Arrieta por izquierda, Alejandro Sequeira por el centro y por derecha Josué Martínez. Tampoco se puede decir que el cambio era arriesgando demasiado, pero si un aumento en la parte ofensiva con los recursos más pesados que tiene, situación que no se había presentado en la temporada. Los morados crecieron en su volumen de juego y tuvieron oportunidades para descontar en el marcador. Antes de que consiguieran el descuento, llegó el tercero de Heredia en un penal que no era pero ejecutado de gran  forma por el jugador de la noche, Froylán Ledezma. Luego vino el descuento que parecía inminente desde minutos atrás, en los pies de Alejandro Sequeira con la habilitación de Arrieta.

Saprissa tuvo mayor cantidad de oportunidades en el segundo tiempo pero también Herediano tuvo chances muy claras en jugadas de contragolpe. La más clara es la de José Sánchez y también la de Olman Vargas que fue señalada como penal, pero que Sequeira sacó casi en la línea de gol antes de que sancionaran la falta.

Aunque los goles de Herediano llegaron por otros medios, el dominio que tuvo en el juego hace que el marcador final sea justo. Sobre todo con la presión en el primer tiempo. Saprissa tuvo carencias para la salida del balón con esa presión de Herediano. Por eso el cambio de Luis Diego Cordero para mejorar este aspecto. También los problemas defensivos importantes aunque en el segundo tiempo ya con el equipo lanzado al ataque su última línea quedó más expuesta. Myers cambió de sistema durante el juego y también de posiciones, lo cual da la impresión de ser producto de dudas con respecto al rendimiento de algunos jugadores y de su sistema táctico.  Sobre todo cuando los atacan por los costados el sistema luce frágil, obligando a los centrales (stopper) salir de la zona hacia la banda, dejando espacios por el centro (En este partido se hizo evidente cuando Ledezma y Núñez se mueven a la banda). No sería mala idea que Myers probara otro sistema como el 4-3-3 que usó al final, tratando de colocar una estructura más ofensiva desde el inicio. Saprissa ha tenido que jugar la mayoría de partidos con el marcador en contra desde temprano y ha fallado para responder.

Foto Portada: Nacion.com

Categories : Fútbol Nacional | Primera Division | Saprissa


No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.