Costa Rica 1 – 2 Honduras: Resultado desfavorable para los ticos en un buen partido

By at 24 January, 2011, 11:29 am

(Formaciones iniciales)

En el papel era de esperar que Honduras quedara campeón de esta Copa Centroamericana, según el recorrido que ya lleva el proceso desde la eliminatoria anterior, pero en los hechos ciertamente lograron la victoria de manera ajustada y gracias a un error en salida de Costa Rica y una joya de Emil Martínez, el resto del juego no lo pasaron cómodamente.

Ricardo La Volpe nuevamente cambió nombres y planteamiento, demostrando siempre sus esfuerzos por sorprender al rival. Por otra parte Honduras si cambia en los nombres pero el 4-4-2 es inamovible. Eso sí, en el caso catracho, debieron modificar ligeramente ese esquema para intentar recuperar la pelota que nunca estuvo realmente bajo su posesión.

El gol siempre condiciona la táctica y la estrategia y la anotación tempranera subrayó los roles a interpretar por parte de ambos equipos. Ya Costa Rica se había adueñado de la pelota antes del gol y ciertamente no estaba pasando mayores dificultades defensivas, incluso con un ritmo de juego del partido no muy acelerado. Un error en la salida de Dave Myrie quién se precipita al intentar un pase a Heiner Mora, fue la jugada que posteriormente finalizaría en el gol de Wálter Martínez. Adicionalmente la defensa fue descuidada en el momento que el primer disparo pega en el poste y luego en el rebote vuelve a quedar en poder de Honduras.

El planteamiento costarricense pareció ser siempre un 3-5-2, al tener adelante a Ureña y Martínez, en el medio campo Borges complementado con Miller y Myrie a los costados, y Heiner Mora y Allen Guevara como volantes mixtos (interiores o extremos). Guevara realizaba trazos hacia el centro, abriendo espacio para las subidas de Miller, mientras que por derecha, Myrie aprovechaba los espacios que Emil Martínez le costaba cubrir. En ese mismo sector derecho fue donde Costa Rica hizo más daño, con los movimientos de Mora y Ureña que sacaban constantemente a los jugadores hondureños de posición abriendo espacios para los demás. Costa Rica se vio fuerte por los costados con muy buena amplitud y ocasionalmente con profundidad. De igual manera hubo un trabajo muy interesante por el centro de ataque, cuando Marco Ureña – de rendimiento individual muy sobresaliente, quizás el mejor – retrocedía algunos metros sacando a los centrales catrachos de posición y teniendo superioridad numérica para la llegada de segunda línea de ataque. Los ticos generaron una buena cantidad de chances, probablemente el partido con más y mejores ocasiones durante esta Copa. Evidentemente la efectividad fue baja.

El planteamiento de La Volpe fue efectivo en la aplicación (obviamente no en el resultado), Costa Rica ganaba en sectores importantes del terreno de juego, había superioridad numérica sobre el balón. Esto obligaba a Ramón Núñez a retroceder metros para tener contacto con el balón y además equilibrar la desventaja de hombres en el mediocampo. Si Ramón Núñez fue el MVP del torneo, ayer no hizo mucho para demostrarlo- aunque tomando en cuenta molestias físicas – al ser bien controlado en las zonas por donde transitaba.

Para el segundo tiempo ya Costa Rica había hecho una variante, de Elizondo por Guevara, antes de que cayera el golazo de Emil Martínez de tiro libre. Otra vez el gol como condicionante de la táctica hizo que Ricardo La Volpe modificara el esquema a cuatro en el fondo sacando a un central (Cubero) por Randall Brenes. Luego vino la expulsión de Darío Delgado e inmediatamente Christian Gamboa entró por Josué Martínez, para completar la línea de cuatro defensiva. Aún con 10 hombres, Costa Rica no mermó en la generación de oportunidades y el gol del descuento se produce en una de esas. El equipo tricolor estuvo muy cerca de alcanzar el empate, incluso con algo de suerte a favor de Honduras. Claro está que ya para los últimos minutos Costa Rica perdió un poco el juego en corto, con algo de apuro realizaban trazos largos – generalmente en pies de Celso Borges- para buscar a los hombres por fuera para buscar posteriormente balones cruzados hacia el área.

La situación del empate nunca se dio y por consiguiente Honduras se alza con el trofeo como mejor selección del área centroamericana. Las sensaciones que deja el torneo son diversas aunque fríamente la balanza podría ser más favorable de lo que un segundo lugar signfica. Esta selección costarricense que participó en el torneo está conformada por jugadores A,B y C dentro de una clasificación de probabilidades de integrar de momento una selección definitiva. Varios de estos recursos no estarán en Copa de Oro (quedando en categoría C),  mientras que otros podrían tener oportunidad de participar en dicho torneo de Concacaf (B). Incluso por qué no, varios tienen posibilidades serias de estar en el proceso eliminatorio que es el objetivo final (A). Preocupante sería si esta fuera la selección absoluta pero evidentemente esto no es así y bajo esta situación hay que analizar co más cuidado el rendimiento de Costa Rica en la Copa Centroamericana.

Más provechoso no pudo ser para Ricardo La Volpe, probando sus estrategias en situaciones reales de juego, teniendo a su disposición a los jugadores por una cantidad importante de días. Del primer partido hasta la final disputa ayer, sin duda el rendimiento fue de menos a más, tanto en asimilación táctica como en intensidad de juego. Para un rival de la calidad de Honduras, Costa Rica jugó un partido muy aceptable, a pesar de los propios errores que pagaron caro, e inclusive merecieron al menos el empate. También tuvieron un poco de mala suerte de cara al marco aunque es evidente también las malas decisiones dentro del área.

Hablar en estos momentos de fracaso está fuera de contexto.

Foto Portada: AFP/FIFA.om

Categories : Fútbol Internacional | Selección Nacional | Uncaf


No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.