Costa Rica 0 – 1 Brasil: Partido discreto por parte de ambos equipos.

By at 8 October, 2011, 3:48 pm

Formaciones iniciales

Brasil derrotó a Costa Rica 0 – 1 anoche en el Estadio Nacional de Costa Rica. La anotación fue de Neymar Júnior al minuto 60.

El partido generó grandes expectativas desde el punto de vista estrictamente deportivo. En lo económico parece que el público no estaba dispuesto a pagar el precio de la entrada. Al final una buena cantidad de personas lograron conseguir su boleto a precios menores a los ofrecidos en boletería, gracias a la desesperación de los revendedores.

El rendimiento de la selección brasileña tuvo la tendencia a ser decepcionante. En en la previa comentamos la posibilidad de que Brasil usara el 4-3-3 que ha venido practicando. El principal error en esa previa fue tener como hecho que Lucas Leiva sería de la partida, dando equilibrio en el sector medular. En su lugar Menezes prefirió utilizar a Lucas Moura. Esto tuvo repercusiones bastante considerables en el planteamiento, y aparentemente también en el rendimiento.

El 4-3-3 que pensábamos pasó a una especie de 4-2-4 con buena cantidad de jugadores en ofensiva, pero con muy poca organización e ideas claras en ataque (Esta “formación” ya se había mostrado ligeramente en el amistoso vs Ghana). Evidentemente el 4-2-4 es una formación desproporcionada y, digamos de antaño. Sin embargo, con Ralf y Luiz Gustavo sentados en el medio campo y esos otros cuatro hombres lanzados en ofensiva, tendieron a desordenarse y demostrar una aplicación táctica descuidada. Por eso, desde afuera pareció el 4-2-4 aunque en la libreta de Menezes, el planteamiento sea un 4-2-3-1.

No queda claro si ese pobre desempeño se debió a una aplicación defensiva costarricense muy efectiva, o si por el contrario Brasil no estuvo a la altura de sus verdaderas capacidades. Posiblemente lo segundo sea más acertado, en parte por una falta de interés propia de los jugadores. La misma prensa brasileña así lo ha señalado.

Ronaldinho estuvo en una posición muy central, pero su aporte al juego fue muy discreto. Por momentos Neymar se movió desde la banda hacia el centro para tratar de realizar algún tipo de triangulación pero sus esfuerzos no tuvieron mucho éxito. Tanto Ronaldinho como Neymar se quejaron de un exceso de fuerza a la hora de la marcación por parte de los costarricenses. Es claro que Neymar también gusta de exagerar los duelos físicos (algunos llamarían teatro), en busca de faltas y tarjetas hacia el rival.

Fábio por derecha fue el lateral más incisivo en ataque, al menos hasta que tuvo que ser sustituido por lesión. Por el otro lado Adriano tuvo mayores precauciones. Más adelante en el juego, Ralf realizó un movimiento interesante al meterse en medio de los centrales Thiago Silva y David Luiz, permitiendo a los laterales mayores libertades. De esta forma Adriano se fue asomando más por la izquierda, generando algún tipo de peligro. El ingreso de Daniel Alves ante la lesión de Fábio, tuvo una consecuencia directa en el juego, ya que un centro suyo terminó en el gol de Neymar.

Al igual que Brasil, de Costa Rica también hay poco de que comentar. Fue muy ordenado en la parte defensiva sin tomar demasiados riesgos en sus incursiones en campo contrario. Un 4-4-2 clásico con dos líneas de cuatro muy juntas y dos jugadores siempre al frente para opciones de pases largos en contragolpe.

En medio de esa discreción ofensiva, Heiner Mora aportó buenas cosas. Como reseña Alonzo Solano en su sitio, fue tal vez de los (el) más atrevido por la derecha. Haciendo overlapping con Christian Bolaños ocasionó mucho peligro sobre todo a Adriano. Es claro que el espacio que Mora dejaba debía ser ocupado por algún otro jugador, y en ese aspecto Michael Umaña estuvo muy atento para las coberturas.

Por la izquierda Junior Díaz no tuvo mucho aporte ofensivo, pero Bryan Oviedo si estuvo muy decidido en ataque el espacio que dejaba Fábio. Por el centro Barrantes y Azofeifa estuvieron bastante ocupados en labores defensivas. Ambos generalmente al recibir el balón en medio del campo con ventaja, no dudaron en realizar sus envíos largos. Algunas veces esto se vio excesivo.

Álvaro Saborío no estuvo en su mejor noche, desaprovechando oportunidades importantes que repercutieron posiblemente en su confianza. Por su parte Winston Parks tuvo chispazos de individualidad muy importantes, poniendo en serios aprietos a la zaga verdeamarela. Sorprendió que Jorge Luis Pinto cambiara a Parks por Campbell, cuando se podía esperar que el cambio fuera por Saborío.

En el segundo tiempo llegaron muchos cambios en los dos equipos, lo que bajó demasiado el ritmo que ya de por sí no era muy alto. Costa Rica tuvo ahí sus peores momentos, con muy poco caudal ofensivo. En parte los cambios fueron obligados por ese pobre rendimiento y además ya estaban con el marcador en contra. Al ‘84 Héiner Mora fue expulsado por una fuerte entrada, siendo necesario una reordenamiento táctico por parte del seleccionador.

Brasil no aprovechó esa ventaja numérica y ciertamente Costa Rica estuvo al menos cerca del empate en jugadas a balón parado, sin fructificar. Evidenciando las carencias mismas de un partido que fue de más a menos.

Esperábamos al menos poder sacar muchas conclusiones suponiendo que Brasil al menos tendría una actitud más seria para un partido amistoso. Sin embargo esa displicencia de los visitantes no deja claro con qué parámetros medir el rendimiento de la selección costarricense. Si es rescatable el orden, pero en ofensiva (con las libertades que el mismo equipo brasileño dio) se esperaba un poco más de peligro. Al final la ofensiva recayó demasiado en lo que individualmente pudiera hacer cada uno. Eso sí, cada quién tomó sus apuntes y tendrá un criterio que comentar la inusual visita de la selección de Brasil.

Foto principal: AP / O Globo.

Categories : Amistosos Internacionales | Fútbol Internacional | Selección Nacional


No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.